Imagining

The imaginations of the true laborers belong to God. They have seen God do infinitely more than we can ask or imagine, and so they trust. They trust that God, as the still point of the circle, is drawing the circle of harvest wider and wider and they want in!

Laborers are not sedentary sages. Their work is to search for God’s children in the wilderness of this world’s temptations and to guide them through its confusions so that they may come to know that life in Christ is life abundant. This is worship.

Imaginando


Las imaginaciones de los verdaderos obradores le pertenecen a Dios. Ellos han visto a Dios hacer más de lo que podemos pedir o imaginar, y por eso confían en Él. Ellos confían en que Dios, tal como el punto fijo del círculo, está dibujando el círculo de la cosecha más y más grande, y ¡ellos quieren ser invitados!

Los obreros no son sabios sedentarios. Su trabajo es el buscar a los hijos de Dios en las tentaciones de este mundo y guiarlos a través de sus confusiones, para que ellos se den cuenta que la vida en Cristo es una vida abundante. Esta es la alabanza.