Hurt

Jeremiah is sick with grief. The poor have no advocates. Worse than that, no one cares enough to grieve after them. There is a drought of tears for the poor. The system is rigged in favor of the haves over the have-nots. County budgets are balanced on the backs of the poor. Exploitation! The politicians stroke the donors and middle-class voters but are silent about plans to impact the vulnerable. The preachers preach divine kindness and steadfast love but justice and righteousness don't make it into the homilies. Jeremiah calls to his people to: feel, empathize, cry for the ruin of human beings. Hurt for the poor. Know God's heart. Be changed.

Jeremiah 8:18-9:1

Herido


Jeremías está enfermo de dolor. Los pobres no tienen defensores. Peor aún, a nadie les importan lo suficiente para hacerles duelo. Hay una sequía de lágrimas por los pobres. El sistema está manipulado a favor de los que tienen sobre los que no tienen. Los presupuestos del condado están equilibrados sobre las espaldas de los pobres. ¡Explotación! Los políticos se dirigen hacia los donantes y los votantes de la clase media, pero no dicen nada en cuanto a planes que puedan impactar a los más vulnerables. Los predicadores predican bondad divina y amor constante, pero la justicia y rectitud no llega a sus sermones. Jeremías llama a su pueblo a: sentir, empatizar, llorar por la ruina de los seres humanos. Siente dolor por los pobres. Conoce el corazón de Dios. Se cambiado.

Jeremías 8:18-9:1